The Framework Convention Alliance for Tobacco Control

Cambiando la estrategia para control del tabaco en América Latina

 

Eduardo BiancoPor Eduardo Bianco
Director en Latinoamérica de la FCA

English version

El control del tabaco aporta al control de la epidemia mundial de las enfermedades no transmisibles (ENT) una estrategia probada*. El Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) - el primer tratado internacional de salud pública- es una herramienta monumental, pero su aplicación sigue siendo desigual y lenta, con el mayor retraso en los países menos desarrollados.

En los últimos 10 años, bajo la influencia del CMCT, muchos países de América Latina hicieron enormes avances en la aprobación de leyes integrales para control del tabaco. Por desgracia, los niveles de la implementación del CMCT difieren mucho entre ellos y lo mismo ocurre en los progresos para reducir la prevalencia de consumo de tabaco prevalencia.

Omnipresente industria tabacalera

Además, toda la región se enfrenta a desafíos que pueden socavar los logros alcanzados hasta el momento. Entre estos retos se encuentran: la falta de recursos suficientes, la débil coordinación multisectorial, la disminución de la voluntad política para continuar avanzando y la omnipresente industria tabacalera determinada a socavar cualquier esfuerzo gubernamental.

Presentar el consumo de tabaco como un "enorme amenaza para la salud" puede haber motivado a los funcionarios de los ministerios de la salud a actuar, pero no ha logrado hasta ahora generar una respuesta integral del gobierno que incluya otros ministerios. Si realmente queremos cambiar el rumbo de la actual epidemia de ENTs, esta situación tiene que cambiar.

Frente a ese desafío, en los últimos 12 meses, miembros de la FCA de tres países - Colombia, Perú y Uruguay - tomaron una serie de medidas para redefinir el enfoque del control del tabaco. En lugar de referirse exclusivamente a sus beneficios para la salud, se comenzó a destacar cómo la implementación del CMCT puede contribuir al desarrollo nacional. Uno de los objetivos específicos de este proyecto es que los gobiernos incluyan el control del tabaco entre sus objetivos nacionales de desarrollo.

Una prioridad nacional

La idea de esta estrategia es que los gobiernos definan el control del tabaco como una prioridad nacional para el desarrollo, para que de esa manera, tanto ellos como los socios internacionales para el desarrollo intensifiquen sus compromisos con el control del tabaco.

Como primer paso, necesitábamos abrir nuevos caminos: aprender quiénes son los actores principales en los organismos de desarrollo, que ministerios trabajan en el desarrollo nacional y quien en el gobierno coordina el plan nacional de desarrollo. Cuando logramos poner todas las piezas juntas, comenzamos a interactuar con los profesionales vinculados al desarrollo, tales como los Coordinadores Residentes de los Programas de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Aunque tanto las sedes centrales del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como de la OMS han emitido dos cartas conjuntas, dirigidas su personal, para que proactivamente actúen apoyando las ENT y la implementación del CMCT, sus oficinas nacionales no han avanzado mucho.

Impuestos al tabaco

Como aspecto positivo, en los últimos meses, hemos sido capaces de establecer una relación con el equipo regional del PNUD. Sostuvimos varias reuniones y llamadas de coordinación, y las más recientes estuvieron centradas en el control del tabaco como una estrategia para lograr el desarrollo sostenible. El mensaje: el control del tabaco no sólo contribuye a poblaciones más saludables, sino que además, una de sus principales medidas - los impuestos al tabaco - también resultan en un aumento de ingresos fiscales para el gobierno nacional.

Estos son solo los pasos iniciales en la región, tendientes a alertar a los asociados para el desarrollo sobre la cuestión del consumo de tabaco como problema del desarrollo, y para introducir al control del tabaco como una herramienta para superarlo.

Con la nota conjunta de orientación, recientemente emitida , por la OMS y el PNUD sobre la Integración de las ENT en el Marco de Asistencia de las Naciones Unidas [LINK?] , la promoción del control del tabaco como una parte clave de los planes nacionales de desarrollo puede llegar a ser más fácil. Todavía, sin embargo, necesitamos desarrollar más nuestras habilidades y compartir nuestras experiencias.

Con este fin, la FCA celebrará un seminario regional para Latinoamérica , sobre el tabaco y esarrollo, a fines de marzo.

* Las ENT causan casi 2/3 de las muertes a nivel mundial hoy en día, y se estima que van a costar a la economía mundial de 30 billones de dólares US para el 2031. El consumo de tabaco es el único factor de riesgo común a los cuatro principales enfermedades no transmisibles: cáncer, enfermedades cardiovasculares y pulmonares, y diabetes.

Para involucrarse

Si usted está interesado en aprender más sobre el trabajo de la FCA sobre Tabaco y Desarrollo en América Latina, contactar a Eduardo en biancoe@ fctc.org.

 

Share This